Camino al altar, video

video

6 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Qué fino el video,gracias por compartirlo, que bella :) Besos.

Jose Urriola dijo...

¿Ese que está sobre la mesita es como el libro de visitas, no? La gente te deja un comentario, muy lúcido, muy intelectual, muy tonto, muy entrañable o muy absurdo y tú, en todos esos casos, lo ilustras con un dibujo libre.

Pepe Muñoz dijo...

gracias por pasarte por mi blog :P

Aunque incluya el nombre de Kafka en el título, no todo son textos suyos, aunque sí que tengo bastante de él :P

Luego veré tus blogs con más detalle, que ahora tengo algo de prisa (ya llego tarde a un sitio...)

Ciaooo

Ocseneba dijo...

Hola................ vengo a ver que pasa aquí!

Jiramonocangufante dijo...

Me gustó todo. El estilo. El espíritu que te mueve a ser como eres. La originalidad, tan bien llevada, que te convierte en un ser especial rodeada de cierta magia, difícil de ver muy seguido en nuestros tiempos.
Me encanta que despidas ese halo de mucha delicadeza pero también de dominio, que es el conocimiento claro de querer hacer lo que uno hace...de querer dar la imagen vívida de lo que eres...sin dobleces.
Me recuerdas, en cierto modo, a una tía que tuve (q.e.p.d.), que era toda ella un ser único, más único aún en sus tiempos cuando nadie era como le daba la gana de ser, todo el mundo era lo que la sociedad imponía. Fue la hermana mayor de mi mamá. Mucho mayor por cierto. Algo así como 20 años más que ella. Asi es que imaginate cómo la veía yo de niñita. Primero, tenía un perfume único...era sólo de ella...tu sentías ese perfume delicioso y sabías que estaba en casa, o había estado. Segundo, muy curioso para mí, conducía su vehículo cuando las mujeres no solían hacerlo. Fumaba, sí, pero jamás directo del cigarro...con boquilla, y una boquilla bellísima, femenina, con incrustaciones de piedritas. Y fumaba en público, cuando las demás lo hacían a escondidas. Siempre con sombreros alones. Gafas oscuras y medio respingadas en los extremos. Me encanta la gente distinta, la que hace una obra de arte con su vida. La que le sonríe a las dificultades, con la dulzura necesaria para doblegar lo malo y hacer que siempre triunfe lo bueno.
Ha sido un agrado conocerte. Ojalá sigamos en contacto. Felicito tu idea de convertir la basura en arte. Ojalá contagiaras a más personas en el mundo. Sería hermoso.
Yo, a mi manera, convierto en tierra los desechos orgánicos...asi va menos comida para roedores a los basurales...y de paso alimento a mis árbolitos.
Un abrazo y un beso, con mucha admiración.
Nunca cambies.
Ximena

o yo me pongo loco! dijo...

Y nuestro roccocono de plástico, Srta Roccocucha? Nuestro cono roccocuchado qué paso?

Saludos
Oyom


PD: viendo al principito ahí, advertí que este año todavía no lo leí... uno no debería dejar pasar más de un año sin leerlo.