Borrón


Soñar difícilmente concuerda con ver.

Quien sueña con demasiada libertad

pierde la mirada, quien dibuja

demasiado bien lo que ve, pierde

los sueños de la profundidad.

Gastón Bachelard.







Tengo un amigo, que en una hoja en blanco ve un dibujo clarísimo en su mente, y comienza a ejecutarlo. Hace una línea informe, para mí, y de ella nace una figura sorprendente. Como quisiera dibujar así. Yo encuentro las formas de un dibujo en los objetos, una simple baldosa puede darme la impresión de ver allí unos labios, o la figura de un hombre con sombrero. Puedo intuir que esos labios esperan un beso, o que el señor está bajo la lluvia, y los remedo en mi diario. A veces este dibujo desaparece, y el juego consiste en buscar la forma de este señor en las baldosas del baño. A veces buscando los labios, estos se transforman en una risa, y me asusto. Dos pares de labios conviviendo en una baldosa. Pero entonces la risa no me gusta, y prefiero los labios de la mujer esperando el beso de su amor, suena cursi, pero en la pared del baño es bello. Solía vivir en un antiguo caserón, donde las manchas de humedad de las paredes dibujaban situaciones sin igual. Conciliaba el sueño buscando, en la penumbra, otras maneras de interpretar una nube. Y no estoy haciendo trampa. Estos dibujos vienen de mi interior, aunque se encuentren en la pared. En ocasiones he creído poder predecir el futuro según estos borrones. Muchas veces he pretendido ser un boceto.

6 comentarios:

eristarco@hotmail.com dijo...

¿Que habrá pintado con la propia sangre de su mutilada oreja el artista holandés? A caso el silencio con el que la muerte enmudece puede ser cemesí par el rey del naranja, del amarillo...Nunca la belleza será atrapada, debe viajar, o estuvo siempre en el ojo y en verdad son los espejos del alma o hay icciones que son demasiado reales. Te agradezco, me incitaste a pensar en algo bello.

eristarco@hotmail.com dijo...

¿Que habrá pintado con la propia sangre de su mutilada oreja el artista holandés? A caso el silencio con el que la muerte enmudece puede ser carmesí par el rey del naranja, del amarillo...Nunca la belleza será atrapada, debe viajar, o estuvo siempre en el ojo y en verdad son los espejos del alma o hay ficciones que son demasiado reales.

La Gata Insomne dijo...

me pasa algo similar con las palabras.
figuras siempre veo, en las baldosas, nubes, huellas, y quiero nombrarlas y no puedo

las mantengo como obras de arte mutantes

me encanta tu blog

Jose Urriola dijo...

En mi cuarto de la infancia había un closet con puertas deslizantes de madera. La que me quedaba más cerca de la cara tenía una figura, dibujada con las venas naturales de la madera, algo con dos ojos oscuros, una cabeza gorda y triangular, una expresión de sapo aplastado con larga cola. Con los años descubrí que se trataba de Java The Hutt, un personaje perverso de Star Wars, que me estaba acompañando en mis noches de insomnio cuando ni siquiera sabía qué nombre ponerle a eso que me impedía dormir desde pequeño.
Gracias por traerme ese recuerdo que había dejado olvidado en una caja que nunca abro de mi cabeza. Ahora tendré que escribirle algo. Me gusta mucho tu blog, está lleno de imágenes que invitan a pensar y, valga la redundancia, a imaginar.

Nelly B. dijo...

: qué rico encontrarles, creadores de cuentos e imágenes, salidos de las baldosas de los baños y de las maderas del closet, entre otros... yo también juego con esos elementos y he tenido episodios que se crean a través de mis cabellos pegados a las mismas baldosas de los baños y que a pesar de ser de una naturaleza distinta, a veces interactúan entre si, las figuras morfan de acuerdo a la cantidad de agua que les caiga... hasta que desaparecen.. si es una historia muy interesante hago lo posible por dejarla ahí pegada a la pared en su forma intacta. Si está al momento del mi siguiente duchazo, es porque tenía que seguir la historia, sino, ya saben.. es por que no tenía que existir... es entonces en momentos como estos cuando me vienen 100 ideas a la mente de nuevos proyectos, melodías y canciones que salen perfectas, pero cuando la magia de baño termina se acaba todo, y es como si nada hubiese existido, quizás el agua ejerce poder en mis musas y ahora es que lo vengo a notar.

Nelly B. dijo...

: qué rico encontrarles, creadores de cuentos e imágenes, salidos de las baldosas de los baños y de las maderas del closet, entre otros... yo también juego con esos elementos y he tenido episodios que se crean a través de mis cabellos pegados a las mismas baldosas de los baños y que a pesar de ser de una naturaleza distinta, a veces interactúan entre si, las figuras morfan de acuerdo a la cantidad de agua que les caiga... hasta que desaparecen.. si es una historia muy interesante hago lo posible por dejarla ahí pegada a la pared en su forma intacta. Si está al momento del mi siguiente duchazo, es porque tenía que seguir la historia, sino, ya saben.. es por que no tenía que existir... es entonces en momentos como estos cuando me vienen 100 ideas a la mente de nuevos proyectos, melodías y canciones que salen perfectas, pero cuando la magia de baño termina se acaba todo, y es como si nada hubiese existido, quizás el agua ejerce poder en mis musas y ahora es que lo vengo a notar.